11 de julio de 2015

El libro de la Elegida

Título: El libro de la Elegida
Autor: Lena Valenti
Tipo: Novela romántico erótica paranormal
Saga: Vanir #3
Sinopsis:
Marcada por las estrellas desde su nacimiento, Daanna McKenna se ha visto obligada a existir privada de libertad, condenada a esperar eternamente a que despierte el supuesto don que la hace imprescindible para su clan. Ahora los dioses exigen su participación directa en el desenlace de la guerra. Pero la llave que liberará su poder está en manos del hombre que destrozó su corazón.El sanador de los vanirios keltois es incapaz de encontrar una cura a su desesperación. Durante más de dos mil años ha esperado que su cáraid le perdonara por un pecado que nunca cometió. Pero todo fue en vano. La Elegida decidió lanzarle al abismo de la sangre y de las tinieblas y ahora Menw McCloud está a punto de entregarse a la oscuridad sin saber que sólo él podrá decidir el destino de la hermosa vaniria y de la guerra definitiva entre el bien y el mal.Loki busca la grieta por la que entrar al Midgard. Los dioses mueven ficha. Y las sombras del pasado arremeten contra dos almas destruidas que buscan la manera de cicatrizar sus heridas. ¿Cuántos secretos puede custodiar la eternidad?
Comentario:
CUIDADO SPOILERS!
Bueno, espero que este libro me guste, y que no esté lleno de mil peleas y tiras y afloja, porque realmente me gusta Daanna y me gusta Menw, y quiero que estén juntos, pero en plan bien. No quiero otro libro-copia que vuelva a ser otra vez tan dramático, todo peleas y sexo, quiero más. Aunque sea un poco triste, o distanciado, pero por favor, otro más de dos personas que dicen que se odian y que se pasan medio libro haciéndose daño y diciéndose barbaridades: no. Con 2 ya hemos tenido bastante.

“—Te voy a amar toda mi vida, Menw —susurró ella acariciándole el pelo y besándole ligeramente en los labios.”

La primera parte, digamos casi el primer capítulo, con la historia de ellos al principio es preciosa. Como casi desde que nacieron estaban destinados. Como siempre se sonreían, se hablaban, se entendían… y como no soportaban estar lejos. Y obviamente, la primera vez que estuvieron juntos y que se sinceraron sobre sus sentimientos. Es difícil entender como tantos siglos después, han sido capaces de perder eso, de no luchar por ese amor.

“—Pero... Eso no es verdad. Yo nunca podría estar con otra mujer. 
Sé que Daanna es mi cáraid, ya sé que no hemos bebido el uno del otro pero sé que es ella...”

Obligados por los dioses, que no tienen nada mejor que hacer, a alejarse, a no estar juntos, a sufrir una eternidad el uno sin el otro pese a lo mucho que se quieren. Creo, que por encima de todo, en momentos así lo más duro es que esa persona que te quiere, crea realmente que has dejado de amarla, que la has traicionado. Supongo que lo que todos querríamos es que esa persona luchara y nos enfrentara, hasta conseguir arrancar la verdad de nuestros actos, teniendo confianza en nosotros incluso cuando no lo merecemos.

Pues no, por más que yo quería un libro normal, con una pareja que ha sufrido y que vive paso a paso, me toca otro libro más de una chica jodida –medio culpable- y un tío jodido que se ofusca tanto con su odio y sus maneras, que lo único que soporta es el sexo y hacerle daño constantemente. Que en verdad, considero que Menw tiene mucha razón para sentirse herido, y estar decepcionado, pero a ver, ella en 2000 años no lo ha perdonado, pero tampoco ha estado con nadie más, ni lo ha echado de su vida, y él no ha dado nunca un paso para contárselo, para explicárselo y podría haberlo hecho. Así que es muy cobarde echarle toda la culpa a ella y acusarla de cosas que no tiene culpa, además de decirle palabras muy hirientes sólo porque sabe que le dolerán.

“Deja que mantenga al menos mi amor propio. Quererte me aflige, porque me hace desear cosas que no puedo tener... 
Tú no tienes ni idea de lo que siento cuando estás a mi lado. Dejo de vivir para mí. Respiro sólo para ti. 
Siempre ha sido así. ¿Qué derecho tienes a hacerlo?”


“—Daanna... No me castigues tú a mí. No me rechaces, mi niña —suplicó hundiendo el rostro en su nuca. Levantó las manos y la rodeó, abrazándola, dejándola encerrada e inmóvil, mimada por su cuerpo. Apretó su torso contra su espalda y la mantuvo pegada a él hasta que ella dejó de temblar por el llanto. Todavía seguía con la cara tapada por sus manos llenas de rasguños, cuando la giró para mirarle a los ojos—. Yo quiero que bebas de mí —retiró sus manitas con delicadeza—. Mírame, nena, soy yo, Menw.”


No sé porqué me da que sé perfectamente quien es el supuesto Aodhan, y cuando Menw lo sepa se va a morir del dolor, la culpa y la tristeza; y sinceramente, entiendo que se enfade hasta cierto punto, porque en esta discusión me tengo que poner del lado de Daanna, él tendría que preguntar, que esperar, no juzgar sin conocer. Vale que han pasado mucho, pero precisamente por eso ambos merecen más, no que él la culpe sin preguntar, y se arrepentirá igual que hicieron Adam y Caleb.

Y bueno, es un libro bastante predecible pero muy bonito. Creo que esta pareja la he comprendido un poco más, el odio y la rabia tenía más sentido, la historia es preciosa y la manera en que se reconcilian, después de 2000 años también. Sigue sin ser tipo Kenyon o Ward, pero eso no hace que me guste menos, sólo que es diferente. Le faltaría dulzura para ser de mi top, pero igualmente son buenos. Los recomiendo.

3 comentarios:

  1. Como ya te he comentado en el anterior, esta saga no me llama.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que este libro me pareció muy bonito, y de esos que te enseñan que actos que haces que crees que es lo mejor pueden tener consecuencias a la larga muy malas

    Me alegro que te esté gustando y que por lo menos uno de los libros tenga los 7 minions
    Un beso!

    ResponderEliminar