13 de julio de 2015

El libro de Miya

Título: El libro de Miya
Autor: Lena Valenti
Tipo: Novela romántico erótica paranormal
Saga: Vanir #5
Sinopsis:
Róta es conocida en el Valhall como "la valkyria que todo lo ve", y es una de las guerreras indomables que Freyja y Odín mandan a la Tierra para que recuperen los tótems robados de los dioses, aquellos que pueden acelerar el ranarök. Pero el destino le ha jugado una mala pasada y ha hecho que se encontrara cara a cara co n el guerrero que se había encomendado a ella: Miya, un vanirio samurái. Ella sabe que él le pertenece, y aunque se siente ofendida porque no la reconoce, está deseosa de demostrarle que las valkyrias nunca se rinden. Sin embargo, el hermano gemelo de Miya, Seiya la ha secuestrado y quiere obligarla a vincularse con él. ¿Lo conseguirá? ¿Su vanirio samurái irá en su busca? ¿La rescatará a tiempo antes de que Seiya rompa sus alas? La batalla final se acerca, pero una mujer temeraria e irascible luchará por que nadie la doblegue. ¿Cuánto tiempo durará su furia? Miya forma parte del clan vanirio de Chicago. Es un guerrero ancestral, un samurái que vive obsesionado con la profecía que cae sobre él y su hermano. Un hombre que cree firmemente que ha perdido la oportunidad de emparejarse a su pareja de por vida. Por eso, cuando ve descender a la valkyria de pelo rojo, todos sus miedos y sus dudas se disparan. Verla lo dejó paralizado. Ser víctima de su afilada lengua lo enfureció. Probarla fue un error. Ahora nada podrá quitarle el sabor de su sangre ni el recuerdo de su conexión y hará lo posible por rescatarla, porque debe averiguar qué es lo que le une a esa mujer descarada y malhablada con ojos de rayos y centellas. Debe salvarla de las garras de su hermano Seiya, antes de que sea demasiado tarde. Lo hará para que no se cumpla la profecía, lo hará por venganza, pero, también, lo hará para no perder ni su alma ni su corazón. Las espadas de los dioses están en alto. Los totéms divinos deben ser recuperados. El ragnarök se afila como la hoja de una katana. Y en la travesía por rescatar y ser rescatado, un vanirio y una valkyria están a punto de descubrir que "Solo el amor puede ponerte de rodillas"
Comentario:
CUIDADO SPOILERS!
Iba un poco con la idea de los anteriores, muy metida en el odio y el rencor, las grandes peleas y hechos que yo creo que por más que amara a alguien no podría perdonar. Y en medio de eso, Nikki –que fue la que me recomendó adiertemente la saga, hasta el punto de que si no me gustaba eso ocasionaría un abismo entre nosotras- me dice que seguramente con lo romántica que soy puede que mi preferido sea el cuarto, el de Gabriel, y yo me quedo a cuadros cuando lo leo, que telita marinera, por lo que mi preferido hasta la fecha era el tercero. Y cuando he acabado este, he pensado, ¿Nikki hija tú me conoces?

Es cierto que en este libro hay tiras y aflojas y algún que otro momento duro, pero Miya en todo el libro no trata a Róta mal, no al menos como lo hizo Caleb, Adam o Gabriel en los otros libros. Es más como Menw, y aunque tiene miedo a hacerle daño, ‘sus pecados’ me parecen bastante más fáciles de perdonar que en otros libros. Igual que Róta, que debo reconocer que como personaje me ha gustado mucho y no tengo casi nada que decir en contra de ella. Es verdad que es un poco burra y tal, pero es muy buena, y no le hace daño a Miya de manera intencionada en el libro, no al menos un daño irreparable, ni nada extremo.

“Le daba miedo que la trataran bien, le daba miedo no llevar las riendas, le asustaba relajarse. Ella desafiaba y ordenaba, no obedecía ni se sometía. Pero él no era un hombre que pudiera hacer las cosas metódicamente, y menos ese tipo de cosas. ¿Cómo iba a ser rápido y eficaz con esa beldad de mora ante él, con un sostén negro de seda y unos pechos de infarto? ¡Era un hombre, joder!”

De lo mejor del libro es la incapacidad de soltarse de Róta, que quiere todo el sexo rudo y fuerte, y palabras soeces, y bromas… pero nada de amor, ni ternura. Y la falta de confianza de Miya, que pese a que la cuida y la quiere, no es capaz de abrirse realmente a ella, no confía en lo que tienen, ni en sus sentimientos, y toda esa coraza termina explotándoles en la cara. Hay momentos muy bonitos entre ambos, por una parte Miya quiere ser cariñoso y dulce con ella, y lo va consiguiendo paso a paso; y en frente, no sin sufrimiento, Róta consigue poco a poco que su guerrero samurái confíe también en ella y se vinculen realmente, una pareja de verdad, con su nudo vanirio y todo.

En cuanto a la historia de fondo, pues seguimos luchando con el Ragnarok. Aquí además aparecen dioses japoneses, por si no había ya suficientes, toma y llegó la madre. Pero bueno, sigue siendo coherente e interesante, por suerte. En cuanto a momentos chungos: Ardan me puso muy nerviosa con Bryn. Ya se sabía que había tenido que pasar algo para que la valkyria se fura de su lado y no lo eligiera, pero la forma en que la trató, y todo ese rollo de los amos y el BDSM no me dio buen rollo, miedo me da leerme su libro.

“Pero, si amar era sentir que tu mundo daba vueltas cuando esa persona especial te miraba; si amar era aceptar y querer más a esa persona por sus defectos... Si amar era experimentar la unión espiritual y entregar tu vida a una persona para que ella te entregue la suya a cambio, entonces, entendía el combarradh60 a niveles más profundos de lo que nunca nadie lo había valorado. El sello de los dioses le estaba demostrando que amaba a Róta incluso antes de decir que si quería o no quería hacerlo. Entonces, amaba a su Hanbun con toda su alma y lo sentía tan veraz como que podía mirar a su valkyria toda la vida la vida y no cansarse de ello.”

La historia al final es muy bonita, con algunos baches chungos, pero coherente. Me ha gustado mucho como pareja, y ambos personajes, y aunque no soy mega fan de los asiáticos, reconozco que podría llegar a pillarme MUCHO de Miya, con toda esa seriedad y esa suficiencia, creo que sería un hombre muy interesante para pervertir y sacar su sentido del humor y su sonrisa. Recomendado.

5 comentarios:

  1. Me apetece mucho leer a esta autora, pero empezaré antes con Panteras al ser autoconclusivo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Leí el primero y me gustó, aunque con muchos peros. No he seguido con la saga, aunque igual cuando se termine me anime a leerla.
    Besos :*

    ResponderEliminar
  3. Hola guapi!!!

    La verdad que esta saga hay que ir como de puntillas. Hay momentos que estás super encantada y otros que estás flipando de lo machista y tóxico de sus relaciones..... en fin, a mí este me gustó como a ti. jajajajaj Nada más que añadir a tu reseña! jajaj un besazo

    ResponderEliminar
  4. Sigue sin llamarme la atencion esta saga.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. ¿Enserio te dije que el que más te iba a gustar iba a ser el de Gabriel? Joer porque no me pega nada decirte eso, yo creo que el que más te iba a gustar iba a ser el de la Elegida porque es el que han tenido más historia, han pasado por mucho y tienen que aprender juntos. Pero sí me pega decirte que el que me ha parecido más dulce es el de Gabriel, porque enserio, Gurnn me pareció puro amor.
    Parece que no te conozco, y no me extraña, por eso tenemos gustos tan distintos a la hora de leer XD

    Un besazo enorme!!

    ResponderEliminar